El Patrón de los Chiles

El Señor de los Chiles

La Leyenda "El Patrón de los Chiles”

Cuenta la leyenda que es un hombre fuerte 💪🏽de aspecto mamalón, con impecable camisa blanca, pantalón ajustado y zapatos bien boleados. Deambula en la profundidad de los lugares gastronómicos más típicos de México 🇲🇽; desde los tianguis de los miércoles, las fondas de la esquina, hasta los restaurantes más prestigiosos, catando salsas y descubriendo las mejores combinaciones de ellas. Estamos hablando del Patrón de los Chiles.

Quienes lo han encontrado, cuentan que en su presencia, la comida 🌮 y el tequila se degustan mejor y se disfrutan de una manera difícil de poner en palabras. Aseguran que solo lo han visto en donde hay mariachi. También cuentan que, como para Popeye las espinacas, para él los chiles 🌶, que tiene un paladar de acero 🔥 y no hay chile que lo haga llorar. Hay quienes dicen que de niño, en lugar de dulces, le daban chiles. Otros narran su lugar de origen: que es regio, que es tapatío, que es culichi…, sin embargo, no se conoce a ciencia cierta su verdadera identidad. Se han hablado muchas historias de él, pero de todas ellas, yo conozco la real y la compartiré con ustedes.

Todo comenzó hace mucho tiempo en una familia donde la abuela hacía maravillas con los chiles 🌶, cada salsa que cocinaba era una experiencia seductora para los paladares que la probaban. Muchos querían replicar sus recetas con los ingredientes y las cantidades exactas, no obstante, nadie salía victorioso. Siempre había un toque que hacía falta. Años después falleció la abuela, fue una gran pérdida, los diez hermanos empezaron a tomar su camino, los nietos, que tanto disfrutaban desde pequeños esas comidas picosas 🔥 juntos, dejaron de verse por meses, fue un período muy difícil. Hasta que un día, la cuarta hija de los diez, tratando de encontrar la manera de reunir de nuevo a toda la familia, decidió sacar el viejo recetario de su mamá y puso manos a la obra.👩🏽‍🍳

Luego de varias horas metida en la cocina, entre toses y lágrimas que causaban los chiles en los sartenes, probó el resultado. La salsa de “Mango-Habanero” 🥭estaba ahí, con el mismo sabor chingón que tenían las salsas de su mamá; sus lágrimas se volvieron de felicidad. A partir de ese momento, comenzó a regalar esa salsa, llamándola “Mamá Pulpa”, a todas las personas que quería (amigos, vecinos y familia), porque había encontrado la manera de mantenerlos unidos y de seguir con la tradición del chile 🌶en su familia.

Los nietos siguieron creciendo y el chile siguió creando una conexión familiar. Se creía que alguno de ellos tenía ese mismo don que pasaba de generación en generación, y así fue. A sus 17 años, uno de los nietos comenzó a cocinar distintos tipos de chile 🌶, la pasión con la que había crecido por la comida, y en especial por el chile, cada vez se hacía más intensa. Sus amigos lo describían como: “el que aguanta más picante”, “el que no puede comer sin chile”, “¡el que tiene paladar de acero!”. El chile se volvió parte de su esencia y de su identidad. Ahora, 13 años después, se convirtió en “El Patrón de los Chiles”.

Él es chilango de corazón y emprendedor empedernido, después de tantos años de adentrarse en el mundo de los chiles 🌶, de probar salsas en puestos de tacos 🌮hasta en los restaurantes más lujosos de cada estado de México, por fin hizo su sueño realidad y decidió compartir esos sabores chingones con todo su país (y uno que otro extranjero arriesgado). Su único propósito es que sus salsas gourmet sean LAS MÁS CHINGONAS. Porque no solo lleva a su familia en cada detalle, sino también, lleva a México 🇲🇽en la piel, desde el barrio bravo hasta el barrio más nice.

Está convencido de que cada bache en la ciudad, cada obstáculo, cada “no vas a poder”, cada “ya hay muchas marcas de salsas”, lo enseñó como mexicano a lidiar con la frustración y una continua necesidad de transformarse para sobresalir, porque si algo te da México 🇲🇽, son huevos para ser imparable.

¿Quién es “El Patrón de los Chiles”? Probablemente nunca se sepa, tendremos que seguir haciendo leyendas sobre su rostro, sobre su nombre, sobre dónde encontrarlo…, pero tendremos sus salsas para seguir deleitando a los paladares amantes del chile 🌶.

 -

Autor: Don Chucho, solo un fiel seguidor que cree haberlo encontrado en una cantina.